malaquitoDentro de la filosofía de la vida, la risa es parte de la vivencia, ayuda ha sobre llevar las  sacrificadas jornadas de nuestra existencia, proporcionándonos un disimulado escape a los amargos momentos que pasamos; Por ello se dice que “la risa es remedio infalible para la salud”. El humorismo es un arte difícil de interpretar, requiere de mucha habilidad para lograr hacer que el público capte la idea y se ría. Dentro de este campo, que tiene sus limitaciones, pues no existe centros donde poder a prender o formarse. Quienes se dedicaban a este arte solo contaban con su innata vocación, su interés personal, y experiencia, recordemos a los principales cultores de este arte: Al elenco de la familia Pérez; Al reconocido director de espectáculos Celso Peñaranda Quiroga; Lucho Espinosa; David Santalla; Hugo Eduardo Pol; Al Gran Sandy, y otros. Con características muy propias surge el humorismo criollo, en el que se emplea un lenguaje nativo, este rubro corresponde al nivel social de la clase media, debido a que en este sector se mantienen y fomentan las costumbres y tradiciones, donde con mayor frecuencia se “ponen apodos” o se relacionan conductas con algunas semejanzas. Dentro de humorismo nativo, surgen con mayor gracia y sentido picaresco los siguientes cultores mas populares: Panchito Sosa, Pastor Loredo, Freddy Vidovich, Dulfredo Retamozo, Felipe Flores, Froilan Ballesteros, Cosme Lazarte, Hugo Argote, Hortica Gutiérrez, y otros, cada uno, con un personaje que le identifique, Pastor Loredo, considerado uno de los mejores fue conocido artísticamente como: “Malaquito Huayra jayta” termino que en quechua dice: “el que patea al aire”Pastor Loredo Serrano, nació en la población de Uncía, departamento de Potosí, Bolivia, el 15 de abril de 1924, fue el segundo de cinco hermanos de la familia de don Cirilo Loredo, oriundo de Chuquisaca, y la señora Tomasa Serrano, Potosina de nacimiento. En el pequeño e inquieto niño que asistía a las clases de la Escuela donde ya se manifestaba la gracia y el humor que hacían de Pastor, el alumno obligado a participar de los actos que se preparaban en este establecimiento; Llegando a la mayoría de edad se desempeñaba como electricista, en el distrito minero de siglo XX, y fue en Radio Pió XII donde se dio a conocer públicamente, empleando el quechua con acento y características propias, contaba cuentos, cuyos libretos las esbozaba observando la conducta y modismos del campesino boliviano. De la radio paso a los teatros de Catavi y Siglo XX, mas tarde se extiende a varios centros mineros; Y desde la ciudad de Oruro, coordina su presencia en varias Capitales, donde fue bien recibido ; Para lograr un ínter-dialogo en sus argumentos, incluye a la artista Julieta Vocal Vargas, con quien forma una pareja de humor, se presentaban del siguiente modo: Malaquito, con vestimenta indígena del norte potosino, y su compañera vestida de chola clizeña, quienes durante la actuación se dirigían picarescas insinuaciones y ofensas, alternando los chistes, con canto de coplas y tonadas, cuyas letras y modismos arrancaban prolongadas risa y ovación de los espectadores; En los primeros años del 60` promovidos por el sello Discográfico Lauro, Malaquito junto a “Los Brillantes” viajaron a la ciudad de Sao Paulo, Brasil, donde se realiza la grabación de una comedia. En el papel de la “compañera” personifico Rubén López, Jaime Barrios, como el pretendiente; Y Oscar Rojas como el medico. Sin lugar a dudas Malaquito fue uno de los mejores humoristas nativos que tuvo nuestro País, Bolivia; Dejo grabados cuentos y coplas populares. Después de una extraordinaria actividad artística que fue comprendida por los ejecutivos de la Empresa Minera Catavi, quienes permanentemente le daban el permiso necesario para realizar sus continuas presentaciones; Un día en que Pastor Loredo Serrano, retornaba de una prolongada gira para incorporarse al trabajo, el exceso de tensión le ocasiono un paro cardiaco, provocaron su falleció la noche del  5 de julio de 1974, a la edad de 50 años, sus restos fueron velados en el sindicato minero de siglo XX, y enterrado en el cementerio de llallagua, donde recibió el homenaje de admiración y cariño de sus familiares y compañeros de trabajo. Así perdimos a uno de los mejores humoristas nativos que en su breve pero fructífera labor, se gano el reconocimiento del publico boliviano.

Cualquier copia del material en su totalidad o de manera parcial esta permitida, siempre y cuando se haga mención a la fuente.

Alfredo Solíz Béjar

Director y Conductor

Pentagrama del Recuerdo.com