Músico y compositor, nació en Oruro, Bolivia el 10 de marzo de 1916, hijo de Juan Rojas e Irene Enríquez, desde niño Gilberto Rojas mostró un marcado grado de g1precocidad, a sus tres años de edad su primer instrumento fue el charango que combinaba los sonidos de manera muy agradable, llamando la atención de sus familiares y marcando el toque inicial de su talento creador y su v ida artística.En su temprana edad Gilberto, escuchaba y seguía atentamente las lecciones de piano que le daba su madre y luego se entretenía durante largas horas en lograr acordes, mostrando una sorprendente memoria para repetir cualquier fragmento musical, adentrándose en el conocimiento del piano, cada vez con mas insistencia, de tal manera que alrededor de 1927 sus padres resolvieron hacerle estudiar música, y mas aún de haber sobre pasado las enseñanzas que le dio su madreEl pequeño Gilberto, se pasaba largas horas  silbando o cantando y creando melodías imaginarias que llamaba la atención de quien las escuchaba y cuando le preguntaban como se denominaba aquella  melodía que estaba silbando él respondía que en ese momento la había “inventado” y la repetía tg4ocando en el piano; En sus primeros años de estudiante fue alumno de la escuela Agustín Aspiazu y del instituto Americano de la ciudad de la Paz, graduándose de bachiller en humanidades el año 1936 Al iniciarse el conflicto bélico de la guerra del Chaco, Gilberto contaba con 16 años y era estudiante del 5to curso de colegio, se presento al llamamiento que le hacia la Patria  y partió hacia el frente de batalla el 2 de noviembre de 1932 incorporándose al regimiento Vanguardia 24 de infantería, Gilberto,  había llegado a destacar tanto que pronto fue ascendido a cabo y después a sargento, luego de algún tiempo cayo enfermo y evacuado hasta la Paz, que después de algunos meses nuevamente se presento al ejercito para unirse a otro contingente, volviendo a salir por segunda vez el 7 de enero de 1935 incorporado esta vez a la 9ª. Compañía del regimiento colorados 41 de infantería, hasta el cese de hostilidades el 14 de junio de 1935.Una vez  retornado, se incorporo al estudio, finalizando el mismo en 1936; Por entonces ya se desempeñaba como pianista en varias emisoras de la ciudad de la Paz, acompañando a cantantes, tiempo en el que empezó ha surgir las primeras notas musicales de su inspiración su primera composición fue el vals “Dios te guarde madrecita” en el año 1937 tenia 21 años, después la melodía del vals “bajo el cielo de vallegrande” escribiendo la letra la profesora Elena Cabrera como un homenaje a su tierra, conforme fueron pasando los años, Gilberto Rojas se entrego con mayor pasión a la música y g3al amor, llegando a casarse con la Srta. Carlota Foppino Villa blanca en 1942 de aquella unión nacieron sus hijos Ana María y Gilberto, matrimonio que acabaría en 1946.El espíritu creador de este artista orureño llamado también él “kolla” Gilberto, le llevo a  visitar las ciudades de Santa Cruz y  Beni donde conoció de cerca la pureza autóctona del ritmo del taquirari, que años antes escucharía por primera vez en la ciudad de la paz, a la delegación Beniana que asistió a las Olimpiadas Nacionales de 1936 despertando el interés de este ritmo originario de la tierra de los móxos, de los departamentos de Beni y Pando, donde se logro conservar la pureza de su ritmo y melodía, posiblemente debido a la inaccesibilidad del territorio, y a la influencia extranjera hasta la llegada de los primeros  misioneros jesuitas.En estag2 música pura, virgen y tan melodiosa Gilberto Rojas encontró el terreno para derramar su inspiración, motivada por el cálido estímulo oriental surgen los taquiraris: “negrita” tiqui miniqui” “dame un besito” y la conocida obra “Viva Santa Cruz” interpretada por primera vez el 24 de enero de 1954 en el Paraninfo Universitario de la UTO en la ciudad de Oruro por el conjunto típico Sajáma en ocasión del festival de Bolivianidad, posteriormente reconocida como el “Segundo Himno” de la Capital Oriental; Respecto al carnaval, debemos mencionar que este se origino en el acervo popular y que desde 1889 se la denominó Carnaval, caracterizándose por su alegría y bulliciosidad, fueron las bandas militares las que lo difundieron desde 1920 más allá del oriente siendo así sus promotores  los maestros Adrián Patiño, Jorge Luna, Antonio Montes,  en santa cruz, los músicos Suzano Azogue, Zoilo Saavedra, Mateo Flores y otros.En 1945 Gilberto Rojas, junto al paceño Jorge Landivar y al cochabambino Hugo Claure, forman el trío  “Los Indios Latinos” con quienes realiza sus primeras giras  a las Republicas de Chile, Perú y la Argentina, donde interpretan y graban las obras de Compositor Orureño, posteriormente volvería a  realizarlas con el dúo  las “kantutas” formada por Irma Vásquez y Alicia Sáenz  en 1947 y en 1956 con las Hermanas Espinosa , Grímanesa y Josefina a quienes las inicio y coopero en su carrera artística siendo ambos duetos las que estrenaban sus obras musicales, llevándolas al disco en los sellos Odeón, y RCA. Víctor de la Argentina , posteriormente en discos Méndez de la ciudad de la Paz en 78 rpm; La actividad profesional  dentro el magisterio como profesor de educación musical, inicia en el Instituto Americano, posteriormente en los siguientes establecimientos: Don Bosco, Nacional Ayacucho, Ingavi, Sagrados Corazones, 1ro de Mayo, Evaristo Valle, Liceo Bolivia, Instituto Anglo-Americano y Universidad Tupac Katari, llegándose a jubilar en 1973. Gilberto Rojas llevo nuestro folklore a Estados Unidos en 1967 llegando a actuar con la notable cantante norteamericana Margaret Morís, donde estreno su taquirari “Hollywood de mi corazón”  con la  propia dirección orquestal  del Maestro Rojas, y del conjunto Nazca.El 16 de julio de 1956 Gilberto Rojas Enríquez, recibe la más alta condecoración que otorga el Gobierno de Bolivia”La Orden del Cóndor de los Andes” en el grado de Caballero; En 1973 ingresa a la “Sociedad Argentina de autores y compositores” en las que registra muchas de sus obras; En 1976 recibe la condecoración del club leones de Santa Cruz, por su obra  “Viva Santa Cruz”, considerado el segundo Himno de la tierra oriental, en el transcurso de su vida fueron muchas las distinciones y condecoraciones que recibió por las obras que dedico a varios establecimientos educativos, por las composiciones dedicadas a todos los departamentos de Bolivia, Gilberto Rojas fue integro compositor libre del regionalismo, en su haber compositiva sobre pasan las 300 obras musicales, con mensajes de amor, ternura, y Bolivianidad reflejadas en sus taquiraris, carnavales, cuécas, bailecitos, etc.etc.El 10 de marzo de 1983, Gilberto departió amigablemente con familiares y amigos sus 67 años, pero fue triste para quienes sabían que  se trataba del ultimo cumpleaños del compositor , once días despuésLa enfermedad que le aquejaba le venció falleciendo el 21 de marzo de 1983, Al deceso del maestro, se le rindieron homenajes póstumos de toda índole, sus restos fueron velados en la casa de la cultura durante tres días recibiendo el postrer adiós de toda la ciudadanía acompañado de bandas musicales, que interpretaban la melodía de sus obras, el cuerpo de Gilberto Rojas Enríquez yace, a la sombra de un pino en el cementerio general de la ciudad de la Paz.

Cualquier copia del material en su totalidad o de manera parcial esta permitida, siempre y cuando se haga mención a la fuente.

Alfredo Solíz Béjar

Director y Conductor

Pentagrama del Recuerdo.com